Lo que parecía imposible ocurrió la noche del pasado lunes, cuando Octagón reapareció de manera oficial en un recinto del Consejo Mundial de Lucha Libre, la Arena Puebla, y lo hizo acompañado de dos icónicos personajes de esta empresa, Místico y Volador Jr; derrotando juntos a Último Guerrero, Gran Guerrero y el japonés Kojima.
Las acciones comenzaron a tambor batiente, con unos Guerreros perfectamente bien coordinados con el japonés por lo que se llevaron la primera caída al rendir al capitán científico, Místico.
Durante el inicio de la segunda caída no se veía por donde podrían escapar los técnicos ya que el dominio de sus rivales continuaba, uno a uno los técnicos eran castigados, primero Volador con el sentón guerrero y la periquera; luego Místico mordía el polvo, lo mismo Octagón, quien finalmente logró sacar del cuadrilátero al Último Guerrero para después conectar un tope suicida, al tiempo que Volador Jr; se encargaba de Kijima y Místico daba cuenta de Gran Guerrero con la místico y así emparejar la contienda.
 
En la caída definitiva, un error en las cuerdas de Místico parecía ser el final para su equipo, pero supo recomponer perfectamente con tijeras voladoras. Frente a frente quedaban Octagón y Último Guerrero, el público sorpresivamente se le entregaba al “Amo de los Ocho Ángulos” quien lucía motivado ante el luchador “De Otro Nivel”. Fue entonces cuando aparecieron Místico y Volador Jr; para sacar del cuadrilátero a los rufianes, Místico conectó a Kojima con una plancha hacia afuera del ring, Volador Jr; neutralizaba a Gran Guerrero con mortal hacia el frente mientras que Octagón sellaba su retorno al Consejo liquidando con un nodo al Último Guerrero, quien se quedó con la espinita clavada ante la derrota.