De manera inmejorable arrancó el año para una de las leyendas vivientes de los cuadriláteros, el Negro Casas, quien arropado por todo el público mexicano despojó de la cabellera al norteamericano Sam Adonis, vengando con esto a otra leyenda, Blue Panther, y poniendo en alto el orgullo nacional.
Vestida de gala, la monumental Arena México presentó su primera función del año teniendo como platillo principal el duelo de cabelleras México vs Estados Unidos entre Negro Casas y Sam Adonis, el cual polarizó la atención y volcó todo el apoyo del público al representante azteca.
Sam Adonis se ha ganado el repudio de toda la afición debido a que se ha manifestado abiertamente a favor de las políticas de Donal Trump, incluso aparece con la bandera norteamericana con el rostro plasmado de su presidente, cosa que hace enardecer al público en cada batalla.
Pero si Sam Adonis era repudiado, más lo fue cuando dejó sin cabellera a una leyenda de los encordados, Blue Panther, hace algunos meses, sintiéndose seguro y capaz de acabar con quien le pusieran enfrente, incluso se hizo llamar “el destructor de leyendas”, por lo que el duelo contra el Negro Casas era crucial para afianzar ese mote.
Pero Sam Adonis se topó con un auténtico muro de poder y experiencia llamado Negro Casas, quien llegó a la batalla con el ánimo de sumar una cabellera más a su récord.
Y así fue, las acciones se prolongaron hasta la tercera caída, donde los golpes de ambos lados fueron constantes, así como los intentos de rendición. Pero fue el “4:40” quien sacó e colmillo, y con la llave de la familia, la casita, llevó al norteamericano al toque de espaldas que nunca pudo romper, por lo que los tres fatídicos segundos llegaron.
Los cabellos dorados Sam Adonis cayeron en el ring de la México ante la rabieta de Okumura y Johnny Idol, miembros junto con Sam del llamado Eje del Mal, pero, sobre todo, ante la algarabía del público mexicano que se hizo presente en la Catedral de la lucha libre internacional