En una batalla de ídolos, el encuentro super estelar hizo retumbar las paredes de la México Catedral, pues la rudeza de SANSÓN, CUATRERO y FORASTERO combinada con la espectacularidad de CARÍSTICO, NIEBLA ROJA y ÁNGEL DE ORO se vivió una inigualable confrontación. Los Dinamita comenzaban cumpliendo su cometido, y con el puro estilo rudo que por décadas ha definido a ésta Dinastía, mantuvieron a sus rivales en toque de espaldas, consiguiendo aventajar las acciones. La confianza que éstos tres jóvenes presumían les salió contraproducente, pues en un descuido, el par de hermanos Laguneros los sometieron con un par de Campanas Invertidas, logrando igualar el marcador. Las ansias de triunfo se dejaron ver durante la definitiva, pues ambas tercias daban todo de sí para ganar la batalla. La agilidad de los técnicos sirvió para acomodar las piezas a su disposición, dejando sobre el cuadrilátero a los dos capitanes cara a cara; siendo el ídolo de Plata y Oro quien rápidamente sometiera con “La Mística” a su rival, llevándolo a rendición inmediata y consiguiendo el resultado a su favor.

Da clic aquí para visitar el reporte y galería.