Con el cuadrilátero ardiendo, la lucha estelar se vivió con gran fervor tras recibir a ATLANTIS, CARISTICO y ÁNGEL DE ORO, quienes tomaban la ventaja con La Mística ante EUFORIA, SANSÓN y CUATRERO. El desempeño de los rudos se inclinó más en tratar de humillar a sus contrarios, y la batalla se volvió polémica cuando el de 24 Kilates y el hijo menor de Cien Caras no pudieron ocultar su odio, impartiéndose todo tipo de castigos fuera de los límites permitidos.
Cuando se vivía el clímax de la batalla, el joven Dinamita repitió la dosis del pasado martes sobre su más odiado rival, fouleandolo y arrebatándole la máscara, causando descalificación a su tercia y el triunfo en dos caídas al hilo para los científicos.