Don Salvador Lutteroth González después de pasar 10 vertiginosos años enrolado en elejército se retiró por voluntad propia para ingresar como inspector de Hacienda en 1924, así estuvo 7 años de su vida visitando negocios de la más diversas índoles.

Un cese masivo de inspectores lo obligó a buscar alternativas económicas por lo queestableció la fábrica de muebles y mesas de billar UFA. A inicios de 1933 cerró la fábrica de muebles para emprender la difícil tarea de traer a México aquel deporte tan espectacular que había observado en El Paso, Texas, en 1929.