Juventud contra experiencia son las palabras perfectas para definir lo que fue el combate estelar, donde se pudo revivir la rivalidad entre MEPHISTO y DRAGON LEE; quienes, enfrentándose en mano a mano, sorprendieron totalmente a la afición, con la espectacularidad que caracteriza a ambos gladiadores. Primeramente, el experimentado y aclamado rufián no dejó pasar mucho tiempo para someter al científico, desatando su infernal rudeza para llevarse la ventaja con el “Devil’s Wings”, lo que dejó en serios problemas al Niño Maravilla.

La técnica y agilidad que el joven Muñoz domina le trajo grandes frutos, pues a pesar de la dificultad, logró emparejar las acciones, sorprendiendo con un Spanish Fly al Káiser del infierno, obligando a una tercera caída, que nuevamente cayó en sus manos, cuando con La Casita dio fin al poderío del rudísimo.

Da clic aquí para visitar el reporte y galería.