La guerra entre los hermanos Chávez y los hermanos Dinamita aún no termina; y esta vez, con el Campeonato Mundial de Peso Semicompleto en juego, NIEBLA ROJA y SANSÓN hicieron de este combate un verdadero banquete de espectacularidad para el público.
 
El “He-Man” arribó listo para defender su cetro, y sin dejarse caer por la letalidad de su rival, la primera caída iba directamente a su favor, luego de someterlo con una potente Campana Invertida.
 
La respuesta del Laguense llegó volviendo reñido el combate, después de propinar una quebradora sobre el Lagunero emparejó las acciones, obligando a una cardiaca tercera caída que no encontraba fin; pues ambos resistían cada castigo que se impartían.
 
El público dividido y el ambiente ardiendo causaron estruendo en la definitiva, donde el monarca pudo sorprender a su retador con “El Cristo”, logrando de esta manera retener su título y llevándose la ovación del respetable, quien premió la batalla lanzando monedas al cuadrilátero.