Formando una cofradía que podría causar revuelo entre la afición por las características físicas y técnicas de sus integrantes, VOLADOR JR. comandó a los noveles FLYER y SOBERANO JR. para hacer frente en el choque estelar a Los Hijos del Infierno integrados por MEPHISTO, LUCIFERNO y EPHESTO.
 
El respaldo de VOLADOR JR. en todo momento fue clave para sus aliados, pues aun cuando fueron superados en la primera ronda, lograron revertir la historia en la segunda caída y en la tercera, en la cual mantuvieron lejos del cuadrilátero a EPHESTO y LUCFIERNO, mientras El Depredador del Aire daba cuenta del Kaiser del Infierno con una frankesteiner para finalizar el Súper Domingo de Arena México.