CMLL En Vivo


CMLL En Vivo


La edición 2019 de Fantasticamania dio inicio en la ciudad de Osaka con un sensacional duelo en relevos australianos donde EL AUDAZ hizo su presentación en el Lejano Oriente junto a TIGER MASK y TAGUCHI, sin embargo, la rudeza del TEMPLARIO junto a ISHIMORI y GEDO terminaron por imponerse.  
 

 

 
 
Luciendo en pleno el título que lo acredita como El Rey del Aire 2019, el autonombrado Inmortal, TITÁN, se integró junto a FLYER y LIGER para hacer frente a TAICHI, KANEMARU y FORASTERO, quién puso punto final a la batalla al atrapar con palanca al brazo a TITÁN.  
 
Aunque lució en buena forma durante su lucha de presentación oficial, ATLANTIS JR. tuvo una amarga tarde junto a su padre, El Ídolo de los Niños, gracias a que SANSÓN y OKUMURA se encargaron además de derrotarlo en su debut, dejaron a Los Reyes de la Atlántida sin sus incógnitas ante el repudio del respetable.  
 
Recordando que fue justo en este territorio japonés donde surgió la intensa rivalidad que los llevó al duelo de Mascara contra Mascara, ÁNGEL DE ORO y CUATRERO quedaron frente a frente para definir una contienda en la que El Lagunero fue aliado de MÍSTICO y DRAGON LEE para hacer frente a Los Guerreros Laguneros -ÚLTIMO GUERRERO y GRAN GUERRERO- reforzados por el integrante de La Nueva Generación Dinamita, que luego de una potente desnucadora derrotó a su más grande rival.  
 
El duelo semifinal fue una batalla en relevos increíbles donde VOLADOR JR. y CARÍSTICO regalaron al público nipón una gran exhibición de su histórica rivalidad y formando un interesante conjunto con CAVERNARIO y un viejo conocido de la aficion mexicana, NAMAJAGUE, que reapareció ante el asombro de la afición, que presenció como El Depredador del Aire era derrotado con La Mística llevándose el resultado adverso junto a SOBERANO JR. y KUSHIDA.  
 
La reunión de Los Ingobernables del Japón y EL TERRIBLE resultó todo un éxito, pues NAITO, BUSHI y TAKAGI se impusieron en el encuentro estelar tras una intensa batalla frente a KOJIMA, TOA HENARE, RAIJIN y FUJIN, que fue superado con un puente olímpico de BUSHI.